¿Te gusta lo que haces?

Motivación

 

Aquello que  a veces hacemos no es siempre aquello que nos motiva. Encontrar algo que nos motive, además, no siempre es fácil. Solemos empezar múltiples actividades a lo largo de nuestras vidas, sin embargo, muchas de ellas las abandonamos por el camino. Seguramente más de una vez habréis escuchado aquello de “es que quiere hacer de todo pero nunca acaba nada”. Pues bien, empezar cosas y dejarlas por el camino no siempre es malo. Las personas necesitamos experimentar y descubrir aquello que nos motiva. Empezar una cosa que crees que lo hará te permite descubrir si aquello que estás realizando te gusta y te llena emocionalmente. Todo el mundo puede hacer aquello que se proponga si realmente está motivado a ello.

Seguramente te habrás encontrado realizando alguna cosa que no logras entender o que te produce aversión nada más pensar en tener que realizarla. Debes saber, entonces, que eso no te motiva. Sin embargo, a veces hay que pasar por cosas que no nos motivan demasiado para alcanzar un objetivo. Es entonces cuando debemos valorar los puntos positivos de aquella actividad o centrarnos en el objetivo, que es lo que realmente nos motiva y nos empuja a andar por el camino que nos lleva hacia él.

Muchas veces nos encontramos pensando en que queremos realizar alguna actividad para salir de nuestra rutina, pero no sabemos qué queremos hacer. Pues bien, el primer paso para saber qué queremos es conocernos, de este modo después podrás saber qué quieres, que te gusta y finalmente, qué tipo de actividad quieres realizar. Conocerse a uno mismo es una parte indispensable y casi obligatoria del proceso. Cuanto más te conozcas, más claros tendrás tus objetivos. Pero, ¿qué haces para conocerte y saber qué quieres? Algunas pistas:

- Haz una mirada retrospectiva hacia tu pasado y recuérdate en las diversas actividades que has realizado. ¿Qué sentías?

- Piensa en un modelo, aquella persona o personas que hacen aquello que te gusta y emúlalo a tu manera.

- Apunta en un papel qué quieres hacer y con qué finalidad. Saber para qué realizas algo te ayudará a saber si abandonarás o no.

-  Busca en tu entorno. A menudo no nos damos cuenta de que estamos rodeados de múltiples oportunidades.

No saber qué quieres no es malo, es simplemente cuestión de tiempo hasta descubrirlo. Lo que realmente es importante es tener una actitud proactiva para poder generar el cambio en ti y empezar a trabajar en él.

Si sabes lo que te gusta, sabrás qué quieres para ti y qué no. Solo de éste modo emprenderás el camino hacia tu objetivo. Y lo que es mejor: probablemente lo cumplirás.

Tómate el tiempo que necesites, y en cuanto lo tengas claro, camina hacía donde quieras dirigir tu futuro actuando desde el presente.

.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s